En algunas ocasiones los ramos de rosas se marchitan por no seguir unos sencillos pasos.

A continuación te decimos algnos trucos para evitar que se marchiten las rosas:

  • Prepara un recipiente limpio y llénalo de agua
  • Añade al agua la mitad de la bolsa de conservante que van con tu rosas. El sobre es para un litro de agua
  • Corta el tallo de las rosas unos 2 ó 3 centímetros en oblicuo
  • Quita las hojas de los tallos que va a sumergirse en el agua
  • Repite el proceso pasados 4 ó 5 días

Ahora solo queda disfrutar de sus rosas con estos sencillos pasos alargará la vida de las flores regaladas.